iconos

Cómo organizar un viaje perfecto y olvídate de los imprevistos

Viajar es la actividad es la actividad favorita en época de vacaciones. Viajar significa abandonar la rutina y descubrir nuevos lugares o experimentar otras aventuras. Pero cualquier viaje, sea de las características que sea, puede convertirse en una pesadilla si los planes no salen como lo esperabas. A continuación te presentamos algunas indicaciones para que tengas en cuenta antes de viajar y así asegurarte un feliz destino.

Lo que hay que tener en cuenta antes de empezar

Ya sea que quieras programar hasta el último detalle o si prefieres dejar que el azar te guíe, es importante un mínimo de organización y previsión antes de tu viaje. El clima, la situación política y las condiciones de salud del destino son factores imprescindibles que debes tener en cuenta. Elegir bien la temporada y consultar las condiciones meteorológicas te ahorrará sorpresas y te ayudará a hacer el equipaje.

Si estás pensando en viajar a un país desconocido asegúrate, antes de comprar los billetes, si es necesario acceder con un visado o permiso especial. Son trámites que no siempre pueden hacerse en el aeropuerto, de acuerdo a la situación política del país, serán los requerimientos especiales o que se puedan demorar más de lo estipulado por lo que conviene consultar en las embajadas o en tu agencia de viajes.

Lo mismo sucede con las vacunas y los medicamentos: hay países en los que si no presentas la cartilla de vacunación contra enfermedades concretas y epidemias no te permitirán entrar. también existen vacunas que requieren de varias aplicaciones, por lo cual es necesario ponérselas con la suficiente antelación.

Los seguros de viaje NO son imprescindibles, de acuerdo a la duración y el nivel de aventura a la que se vayas a exponerte es importante contar con un seguro médico. Dependiendo del país las tasas de atención médica varían, sin atención médica una gastroenteritis o un esguince pueden volverse problemas graves y arruinar algo más que las vacaciones.

El transporte

Para viajar necesitas desplazarte y esto, según el medio de transporte que elijas, puede exponerte a más o menos imprevistos. Si piensas en realizar el trayecto en auto propio, recuerda hacerle una revisión antes de salir y descansar lo suficiente la noche antes. Consultar el mapa y escuchar la radio durante el trayecto para conocer el estado de las carreteras, es un detalle que te ahorrará tiempo y alguno que otro disgusto.

Si piensas viajar en transporte público lo primero a tener en cuenta es que casi todas las compañías, si programas con tiempo, tienen descuentos u ofertas, por ejemplo las compañías low cost son el secreto para los viajes dentro de Europa.

Antes de tomar el avión recuerda que hay que confirmar el vuelo. Las condiciones meteorológicas, las huelgas e imprevistos pueden hacer que tus vacaciones se reprogramen; si estás bien informado siempre podrás buscar una alternativa a tiempo. En estas situaciones, la creatividad para reorganizar planes te serán de gran ayuda y te otorgará más recompensas que el de dar por perdidas las vacaciones.

El equipaje

El equipaje es siempre el factor más complicado antes de iniciar un viaje, maletas que no podemos cerrar o mochilas que al poco de caminar empiezan a lastimar tu espalda son problemas que hay que evitar a toda costa. Cuando el trayecto es el encanto del viaje, cruceros o interrail, hemos de tener en cuenta que el equipaje ha de ser reducido y versátil para no entorpecer la movilidad.

Pero ¿cómo preparar una buena maleta? Usando el sentido común y el espíritu práctico: es preferible no llevar demasiada ropa (siemre tomando en cuenta el clima) y lavarla a mano en la habitación del hotel o en una lavandería. Si viajas con amigos aprovecha que hay elementos comunes que se pueden compartir, como el jabón y el champú.

Para el botiquín lleva solo lo imprescindible, (alguna venda, desinfectante, un analgésico y pastillas contra la diarrea o para la descomposición) allá dónde vayas habrá farmacias y si necesitas algo más concreto podrás comprarlo. Respecto a la literatura, cuidado con el peso de los libros. Si el viaje es largo mejor lleva varios libros pequeños que, a medida que los leas, puedes irlos dejando en los diferentes paraderos.

Ahora ya tienes el viaje organizado, ¡solo te queda disfrutarlo! Recuerda que el secreto de todo buen viaje es la capacidad de adaptación al medio visitado y saber superar los imprevistos con la máxima creatividad. ¡Buen viaje!

FUENTE: Viajes y Turismo

Tags: , , , , , ,

iconos

Aún no has comentado.

Deja un comentario