iconos

Cómo llevar a cabo un protocolo social

Muchas veces actuamos y vivimos sin preocuparnos por actuar de una manera definida, romper con protocolos se está convirtiendo en un modo de vida, perno no debemos de olvidar la importancia de respetarnos a nosotros mismos y a los demás con educación, es por eso que surge el protocolo social, aquí les presentamos una serie de acciones en las que resulta importante saber cómo comportarnos:

1. Saludos:
Apretón de manos: el apretón de manos es sumamente importante para una primera impresión, por eso hay que saber hacerlo, y no es cosa fácil. Un apretón breve y con energía moderada causará una buena sensación.
Besos: actualmente no está bien visto que desconocidos den besos en la mano a las señoritas, ni saludar a alguien de beso y mucho menos si éstos son húmedos, exageradamente sonoros y marcados.
2. Expresiones:
Una persona educada y con suficiente vocabulario no debería hacer uso de palabras vulgares.
3. Autoridades:
Guardias y policías: si te llega a detener un policía o un agente de tránsito debes tratarle con respeto, aunque no parezca justo, correcto, verdad, etc. Si él no es recíproco con este respeto, NUNCA correspondas de la misma manera.
4. Manías:
Dedo meñique: un dedo meñique levantado mientras se bebe,  es sinónimo de ridículo.
Palillos: su utilización en un evento social debe quedar completamente descartado. Chicles: se puede consumir siempre y cuando no se entere todo el mundo de que se está masticando algo.
5. Complementos:
Zapatos para estar en la casa: como la misma palabra lo indica, son para estar por casa, así que eso de ir a comprar el pan, bajar la basura o sacar al perro con las zapatillas queda totalmente prohibido.
Perfume: utilizar mucho perfume demuestra muy poca consideración hacia los demás. No a todo el mundo puede gustarle el aroma, incluso puede llegar a marear.
Alhajas: no hay que parecer un árbol de navidad, si utilizas aretes grandes, no uses un collar demasiado llamativo. Mil anillos ocupando todos los dedos no puede entrar en el esquema del buen gusto. Zapatos, bolso, cinturón y pulsera que hagan juego es lo máximo que se puede tolerar.
6. Modales:
Puerta: el hombre debe dejar pasar a la mujer abriéndole la puerta y sujetándola. Cuando recibamos a alguien en casa, se debe esperar en la puerta hasta que entre, igual que cuando se despida, permanecer en la puerta hasta que se pierda de vista.
Transporte público: embarazadas y personas mayores tienen siempre preferencia en los asientos.
Escaleras mecánicas: dos cosas se deben hacer, permanecer a la derecha cuando se vaya a subir parado y subir por la izquierda si es que tiene prisa.
7. Educación:
Puntualidad: hacer esperar a alguien es señal de descortesía y poca consideración. Sólo en el caso de la novia antes de su llegada a la Iglesia, se le permite tener media hora de retraso.
Ridículo: una vez que hemos hecho el ridículo, bien porque hemos tropezado, bien porque lo hemos hecho, lo mejor que podemos hacer es reírnos de nosotros mismos, enojarse no sirve de nada.
Servilletas: las normas del protocolo social dicen que sólo se usa antes y después de beber.
8. Cenando:
El vino: en un restaurante, el vino se sirve al hombre y muy poco, para que éste lo pruebe. Una vez probado y aprobado, se servirá al resto.
La chaqueta: cuando vayas a comer o cenar en un restaurante y lleves chaqueta o americana, no debes quitártela.
La cuenta: hay que pagar sin que se note, discreción ante todo. Si se reparte la cuenta, se hace a partes iguales, nunca se divide en lo que uno ha comido o ha dejado de comer. Nunca vayas al baño durante media hora para evitar pagar, no está bien visto, ni mucho menos entres en discusiones con el camarero. Si te invitan la cena, hay que agradecerlo, pero tampoco le des más importancia de la que tiene.

Estas acciones no deben pasar desapercibidas, aplícalas en tu vida diaria y motiva a los que te rodean para ser así contigo.

FUENTE: Euroresidentes

Tags: , , ,

iconos

Aún no has comentado.

Deja un comentario